Noticias

Nuevo libro: “Maullín 1960, las imágenes de la tragedia”

Maullin 1960

Fuente imagen: I. Municipalidad de Maullín

El comunicador visual Alejandro Gallardo y el periodista Juan Luis Insunza se unieron en el proyecto de rescate de la memoria histórica del terremoto más grande en la historia de la humanidad. Esta iniciativa, que contó con el apoyo del Gobierno Regional de Los Lagos a través del FNDR, y es una recuperación del patrimonio fotográfico del terremoto y tsunami ocurrido en 1960 en Maullín y la zona sur de Chile.

 

El libro de aproximadamente cien páginas, comienza con los testimonios de más de diez afectados, quienes vivieron el desastre desde una perspectiva particular. La narrativa lleva al lector a conocer de primera fuente varias historias relacionadas con el evento, tales como "El hombre que sepultó a su mujer tres veces", "Sobrevivir a un tsunami en un pequeño barco", "Los miedos y volver a empezar", entre muchas otras.

En la segunda parte, el libro realiza una recopilación fotográfica que da cuenta de la magnitud de lo sucedido. Las imágenes avanzan una tras otra, desde las que comparaban el estado previo y después del desastre, hasta aquellas donde aparecen tres un aviónes de la Fuerza Aérea Norteamericana entregando ayuda. Finalmente, se muestran algunas imágenes contemporáneas que muestran los riesgos aun presentes en la zona característicos de "nuestra loca geografía", y cómo su población se prepara ante ellos incluyendo mapas de inundación y planos de evacuación actuales.

Para conocer un poco más del trabajo realizado, sus motivaciones e impresiones al respecto, estuvimos con uno de sus autores, el periodista Juan Luis Insunza.

¿Cómo nace la idea de esta publicación?

El año 2009 el alcalde de Maullín de la época me convocó a trabajar para realizar un documental con miras a la conmemoración de los 50 años del tsunami. Ahí nos conocimos con Alejandro. Ese trabajo finalizó el año 2010, se expuso, se difundió y se entregaron copias a los colegios y bibliotecas. Pero quedó ahí. Yo regresé a Santiago pero quedamos en contacto con Alejandro con la inquietud de hacer algo más con este material ya que para la realización del documental habíamos reunido muchas imágenes e historias inéditas. Teniendo las entrevistas hechas, las fotos archivadas, fue solo necesario articular detalles hasta estar en condiciones de presentar el proyecto al gobierno regional. En el fondo había una especie de deuda con todos aquellos que nos contaron sus historias, nos entregaron sus fotografías y había que darle mayor difusión a todo ese material.

¿Qué significa para ti poder ser una de las primeras publicaciones Chilenas en rescatar este patrimonio?

No sé si somos tan conscientes de los records. Si somos de las primeras o ya hay muchas no es ni fue un elemento de nuestra ecuación. Aquí hay un tema de deuda con esos ancianos que abrieron su corazón, muchos lloraron frente a la cámara, y había que contarle estas historias al mundo. Claro, desde esa plataforma se construye patrimonio, pero nuestro faro siempre fue el factor humano que se develó tras estas historias de sobrevivientes.

¿Cómo fue la construcción del libro?

Es un libro de imágenes… las fotografías que Alejandro reunió durante más de una década y las imágenes mentales que se crean a partir de los relatos de esos hombres y mujeres. Nuestro gran aporte arquitectónico fue determinar si mezclábamos fotos y relatos, o si lo planteábamos como “secciones”. Decidimos que todo el rescate fotográfico estaría en un capítulo y los relatos reunidos al comienzo. La construcción de los relatos fue bien natural. Escuchaba las entrevistas tomando apuntes y cada relato se iba transformando en una historia por separado. No solo era más sencillo escribirlo así, sino que además sentí que de esta forma ponía en valor los recuerdos que me habían compartido. Cada historia adquiría valor por sí misma. Otro elemento que fue muy importante para mí fue respetar los recuerdos de cada uno tal como me fueron develados. No hay una pretensión periodística de contrastar la información. No son historias reales, son recuerdos reales. Así es como ellos recuerdan que lo vivieron hace más de 50 años. No pude dejar de pensar en la película “Big Fish” de Tim Burton durante todo este proceso. Esos son sus recuerdos y a nosotros más nos vale creerles, porque hablamos de gente que sobrevivió al terremoto más grande registrado en la historia.

¿Cuál crees que es el principal aporte de este libro?

Lo planteamos así en la fundamentación del proyecto. Acá hay un valor, un insumo a la hora de estudiar estos fenómenos naturales y el comportamiento humano ante las catástrofes. Mi formación como respondedor de emergencias se impuso a mi formación como periodista y por lo mismo creo que hay un aporte científico/técnico que es superior al cultural. ¿Qué sucede en esos momentos?, ¿qué hace que una persona sobreviva?, ¿es solo el azar o hay conocimiento que puede ser procesado para entregar a nuevas generaciones? Espero que ese sea el aporte, que estas historias nos sirvan para estar mejor preparados para el próximo terremoto, para el próximo tsunami, porque sabemos que vendrá.

Finalmente, y para aquellos interesados en saber más ¿dónde pueden encontrar disponible la publicación?

Como sabes este es un proyecto de 2% FNDR, por lo que estos libros no están a la venta. Se imprimieron cerca de 600 copias para difusión y distribución en bibliotecas de la región de Los Lagos y la comuna de Maullín. Por el momento aún hay un stock por lo que pueden contactarse con los autores. De todas formas ya existe la inquietud por generar una segunda edición por medio de una editorial y poder mejorar su disponibilidad, así que si hay algún editor interesado sería muy interesante contactarnos.

Para más información puedes contactar a Juan Luis en jlinsunza@gmail.com 

Para conocer detalles del lanzamiento del libro el próximo lunes 20 de julio, revisa https://lnkd.in/eVWpmEa

Equipo www.sochped.cl 

Categoría: