Noticias

Crecimiento postraumático y TEPT: ¿Cómo afectan los desastres naturales a niños y adolescentes?

Mariela Andrades

 

Conocimos a Mariela Andrades Tobar, psicóloga que recientemente obtuvo su doctorado en Psicología (PhD), dentro del programa de “Psicología Clínica, Forense y de la Salud” y que actualmente se desempeña como académica de la Universidad Central de Chile. Mariela defendió su tesis en la Universidad Complutense de Madrid, la cual se relacionó con los efectos psicosociales que dejó el gran terremoto del centro sur de Chile ocurrido el 27 de febrero de 2010.

  

 

 

Mariela, ¿Cómo nace la iniciativa de realizar este trabajo?
Este trabajo nace luego de que nuestro país fue afectado por uno de los diez terremotos más grandes que tenga registro la historia moderna. Debido a este desastre natural, miles de niños fueron testigos de la destrucción de sus hogares, escuelas y comunidades, experimentando cambios drásticos en su vida cotidiana. Producto de la pérdida de viviendas, según algunos estudios, más de cuatro mil familias fueron emplazadas en asentamientos habitacionales de emergencia. Surgiendo, entonces, interrogantes en relación a que sucede en relación al ámbito psicológico con los niños y adolescentes que se ven afectados por este tipo de desastres naturales.

 

¿En qué consintió el estudio?
Esta investigación consistió, por una parte en evaluar y analizar el Trastorno de Estrés Postraumático en niños y adolescentes afectados (y un grupo de comparación, no afectado) por el terremoto y tsunami del año 2010. Debido a que es una de las consecuencias de la exposición a desastres naturales más frecuente y discapacitante. Y por otra parte, evaluar y analizar, otra de las respuestas que podría surgir frente a la adversidad, el denominado, Crecimiento Postraumático, definido por sus autores (Tedeschi & Calhoun, 1996) como, un cambio positivo que una persona puede experimentar como resultado del proceso de lucha que emprende a partir de una crisis vital importante.

Para lograr una mejor comprensión de estos constructos, se realizaron dos estudios, el primero de ellos, consistió en evaluar la Sintomatología de Estrés Postraumático y el Crecimiento Postraumático en una muestra de 325 niños y adolescentes, después de 12 meses de haber sido afectados por el terremoto y tsunami de Febrero del año 2010 en nuestro país. Y posteriormente, realizar mismo estudio, con la misma muestra, 24 meses después del desastre natural.

 

¿Cuáles son los principales resultados y conclusiones?
Entre los principales resultados y conclusiones, se encuentra que los niños y adolescentes expuestos al terremoto presentaron mayor sintomatología de Trastorno de Estrés Postraumático que el grupo de comparación, tanto a los 12 meses (29,9% de los participantes afectados puntuó sobre el puntaje de corte de la CPSS, indicador de un probable cumplimiento de los criterios de presencia de Trastorno Estrés Postraumático), como a los 24 meses. Por lo tanto, la severidad de los síntomas podría darse a partir del nivel de exposición al terremoto. Mientras que a los 24 meses, la severidad de los síntomas del trastorno se caracteriza mejor por tres trayectorias óptimas, resiliencia, recuperación y disfunción crónica.

Respecto al Crecimiento Postraumático, los afectados por el terremoto dieron cuenta de altos puntajes de este constructo, en comparación con el grupo que presentó una menor exposición al desastre, siendo estadísticamente significativa la diferencia entre los grupos. Esta comparación, permitió discriminar entre aquellos niños que han tenido una vivencia traumática de quienes no. Por tanto, la puntualización alta en el grupo de mayor exposición ratifica que el Crecimiento Postraumático, puede ser encontrado en niños que han vivido una situación traumática (en este caso un terremoto y tsunami) y no cualquier cambio en la vida.

El Crecimiento Postraumático, podría mantenerse (en el presente estudio, al menos, 2 años después del desastre natural) en niños y adolescentes afectados por una situación traumática, por lo tanto no podría ser explicado por cambios simplemente normativos originados por la maduración.

Referente a la posible relación entre Crecimiento Postraumático y Trastorno de Estrés Postraumático, los resultados arrojaron una relación curvilínea, entre ambos, “U invertida”, entre la gravedad del trauma y el crecimiento postraumático, en la que el mayor crecimiento se daría en aquellos sucesos con un nivel de gravedad y estrés medio, mientras que los sucesos menos graves o bien los más graves, conllevarían menor crecimiento postraumático. Es decir, el Crecimiento Postraumático, puede coexistir con sintomatología de Trastorno de Estrés Postraumático.

Por lo tanto, los hallazgos de esta investigación, permitirían perfilar estrategias que potencien la reflexión hacia la obtención de nuevas percepciones positivas del sí mismo; de la satisfacción de compartir relaciones más profundas con otros; y considerar la propia existencia dentro de un sentido trascendente; en lo cual actualmente me encuentro investigando.

 

Finalmente, ¿deseas agregar o recomendar algo más?
Los resultados de esta investigación pudieron aportar a la comprensión de la severidad de los síntomas a partir del nivel de exposición, junto a cambios positivos como resultado de un proceso de lucha a partir de la vivencia del suceso traumático, respecto a esto último, los datos del presente estudio, dan cuenta de que también los niños y adolescentes podrían experimentar este cambio positivo, resultado de la lucha ante la adversidad, siendo pionero en niños y adolescentes afectados por desastres naturales en Chile, sugiriendo que esta es un área prometedora para la investigación.

También, resulta importante destacar las implicancias de los hallazgos del presente estudio, en términos de perfilar estrategias, considerando que el Crecimiento Postraumático es importante para la vida de quienes viven traumas porque esta nueva perspectiva del mundo podría contribuir a aliviar el dolor al revivir el pasado, e incluso se podría hipotetizar un impacto en la autoestima, satisfacción con la vida, autonomía, capacidad para soportar otras vivencias adversas, altruismo, entre otros efectos beneficiosos.

 

Equipo SOCHPED.CL

Categoría: